- France Amérique Latine - https://www.franceameriquelatine.org -

Guatemala : Élections sous tension. FR/ESP

Les élections présidentielles au Guatemala ont lieu dans un contexte politique extrêmement tendu. Sur fond d’accusations de corruption, le pays retient son souffle alors que le Tribunal suprême électoral ordonne un nouveau comptage des voix.

Craignant des fraudes lors des élections au Guatemala, le tribunal ordonne un nouveau comptage. France 24 / AFP

Alors que la campagne électorale pour la présidentielle guatémaltèque a été dominée par le sujet de la lutte contre la corruption, l’entre deux-tours est perturbé par des plaintes pour fraude. C’est pourquoi le tribunal suprême électoral (TSE) du Guatemala a ordonné, jeudi 20 juin, une vérification des procès-verbaux du scrutin présidentiel, mais aussi législatif et municipal de dimanche 16 juin.

Le président du TSE, Julio Solorzano, a expliqué lors d’une conférence de presse que cette révision permettra de “clarifier les situations non conformes”. Le nouveau comptage doit commencer lundi.

Avec 98 % des bulletins dépouillés, l’ancienne première dame Sandra Torres (socio-démocrate) a obtenu 25,7 % des suffrages de la présidentielle, devançant le candidat de droite Alejandro Giammattei (13,92 %). Ils devraient s’affronter au cours d’un second tour, le 11 août prochain, pour succéder au président sortant Jimmy Morales.

Lire l’intégralité de l’article sur le site de France 24.

Las elecciones de Guatemala como un acto de crimen organizado. Francisco Goldman / New York Times en español

Hace cuatro años, Guatemala parecía estar lista para entrar a una nueva era democrática sustentada en el Estado de derecho y la transparencia. Las protestas ciudadanas y algunos jueces valientes habían logrado lo que parecía imposible: un presidente en funciones, Otto Pérez Molina, y otros miembros de su gobierno fueron enviados a prisión por corrupción.

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) —el órgano anticorrupción respaldado por las Naciones Unidas— junto con el Ministerio Público guatemalteco, liderado por la exfiscala Thelma Aldana, demostraron que los políticos poderosos no estaban por encima de la ley. Desde entonces, la Cicig había sido celebrada y considerada un ejemplo a seguir para los países asediados por la corrupción en el resto de América Latina.

Pero, ahora, las esperanzas democráticas en Guatemala han sido frustradas.

El domingo 16 de junio se celebró la primera vuelta de las elecciones guatemaltecas y los resultados no son un buen augurio. La candidata de centro-izquierda Sandra Torres, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), lideró los resultados con el 25,7 por ciento de los votos. Torres ha sido acusada de aceptar 2,5 millones de dólares en fondos de campaña ilícitos y no declarados. Pero esa acusación no fue un impedimento para aparecer en las boletas: Consuelo Porras, la desalentadoramente pasiva fiscala general, no presentó los cargos en contra de Torres sino hasta el día después de que se volvió oficial su candidatura presidencial, lo que garantizó su inmunidad.

Seguir leyendo el artículo en la página web del New York Times en español